Besos

Según el kamasutra, existen hasta 30 tipos de besos. Entre ellos, los hay con lengua, el morreo, o en la mejilla, como saludo. El primero no se me pasaba por la cabeza, pero tal vez el segundo, sí, cuando he ido a entrevistar a Mar Moreno. Me habían dicho que aparte de inteligente, la mujer es algo borde, y se me pasó por la cabeza preguntarle a la de prensa que qué hacía. Mi fotero no tiene ese tipo de problemas porque va a su bola, como todos los foteros, y bastante tiene con saber llegar al sitio como para preocuparse de quedar bien y esas cosas mundanas.

Mar abre la puerta. Yo mu serio pa dentro. Me ofrece la mano. Ya me ha pasado otras veces que he agarrao, me he arrimao y he plantao dos besos en plan abuela que se ha escuchao hasta en la calle. Cariñoso que es uno. Será por tener una familia extensa y cada boda, bautizo y comunión ser un ir y no parar de ir dando besitos a titas, primos y consortes. Pero esta vez, no. Muy profesional, le dí la mano, que casi me llevo el anillo, y vamos a lo nuestro que son las dos de la tarde y he dejao espaguetis cocíos pa cuando vuelva. Al despedirme, una palmadita en la espalda y ya nos vemos por ahí. No siempre se va a ir robando besos por las esquinas, y menos en despachos de consejeras.

Y a ósculos me iba a comer a Vázquez Medel. ¡Qué tío más grande, uno que dimite en este país¡ Y a las ocho y media de la noche, para que todo el mundo se acuerde de sus titos, primos y demás. Todo el mundo al que le afecta, claro, que ponte a hacer una encuesta en la calle a ver quién sabe quién es éste y de qué va el beso en la boca que le ha dado Zarrías.

Casi las 12 de la noche, y un día más que no puedo ver El Padrino I y II que me he bajado de Internet. Y sin resolver por qué la familia Corleone se toquetea y besa tanto. ¿Serán gays? Para terminar el día sano, una paradita en el único sitio abierto a estas horas, el Mac Donalds. Una Mac pollo (odio la carné picá) y descubro qué han hecho con las plumas: se la han quedado los chavales que trabajan en La Campana. Siempre sospeché que los colores del payaso ocultaban algo. Aparte de dar miedo a los niños, me parecía un poco berenjena. ¡Más sobriedad y menos exhibicionismo¡, que diría, en bolas, la ministra italiana de Igualdad, en el Interviú.

Y para miedo y besos, los de esta gente, de los que me he disfrazado no se cuantos carnavales¡¡¡¡¡¡ the kissss¡¡¡¡¡

Anuncios

4 Respuestas a “Besos

  1. ¡Vala susto que me he llevado! Como lo he leído un poco rápida, creía que al segundo beso que estabas pensando darle a Mar Moreno era el morreo. Uf, menos mal que a la seguna lo he pillado, es lo que tiene leer recién levantada, no se entera una de ná-

  2. A mí me ha pasado lo mismo. Nada Antonio, que un beso para tí desde Córdoba. Que sepas que voy a seguirte a diario (o casi). Me alegro de que abres de nuevo la ventana al mundo.

  3. los mejores besos en terrazas con chivas en la mano

  4. Una cosita: si dices que en tus reuniones familiares circulan los besos de acá para allá y deduces que los Corleone son gays por achucharse tanto… ¿tenemos que empezar dudar de tu virilidad? ¿o ha sido cosa de tu visita al Mc Donalds? Cuidadín, cuidadín.
    P.D.: Te quejarás hoy con los comentarios, ya van dos. ¡Hasta luego!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s