Pepenovias

Mamá, a mí de chico me diste poca teta ¿verdad?

Pepe tiene ahora 90 años. Y está en una forma envidiable, ya quisiéramos muchos. Me cuenta su historia un buen amigo mío, de Vélez-Málaga. Dice que hace poco aparcó el coche delante de casa de Pepe y por la ventana salían unos jadeos que no eran de la tele. Un viejo y una vieja van pa Albacete…
Pepe está casao, pero hace justicia al sobrenombre. Se lo pusieron por su trabajo, uno de esos que ya se habrán perdido en estos tiempos modernos. Pepe cruzaba a las señoras de terreno seco a terreno seco por la ría, para que no se mojaran los bajos. ¿Cómo? A caballito, a burrito, en cúas, como se diga en cada sitio. Y mientras montaba y desmontaba, algo atrapaba. Se hartaba de tocar pierna y si la señora se escurría, por algún lado había que levantarla.
Pepe no se iba a quedar polletón, que es como se conoce en Vélez a los solteros a los que se les pasa el arroz. Tiene su equivalente femenino: polletona. Y si en las cuestas viene el pobre fatigaito con sus bolsas de la compra, para otras cosas no le hace falta ayuda. Si Gabo lo hubiera conocido antes de escribir aquellos de las memorias.
Con la edad adquieres experiencia. Mi padre es el tio del mundo que mejor sabe poner la toalla en la playa. Nos gusta irnos a andar, más de una hora, que casi llegamos a Chipiona, y charlar del Betis y de las cosas que le gustan y le disgustan. Ahora, en el momento de decidir dónde nos damos el baño, dice “aquí, que ya estoy cansao” y sorprendentemente siempre hay alguna que otra zagala con las brevas al viento. Y no tiene por qué ser evidente, yo ni me doy cuenta, pero él sabe que por allí andan, o detrás de una duna o en el agua. Infalible el tío. Y después lo hace genial, porque no le hace falta ni mirar de reojo, se va guiando con el sol y dándome vueltas en la conversación para hacer como que me mira y siempre me deja a mí de espaldas al objetivo.
No creo que sea un viejo verde, salvo cuando se pone el uniforme. Le viene por el lado ecologista, por aquello del calentamiento global del planeta. El cambio climático y eso. Queda tanto por aprender. Qué ganas tengo de ser un madurito interesante.

Anuncios

3 Respuestas a “Pepenovias

  1. Ya eres muy interesante (ya ves aquí nos tienes a un montón engachados a tu blog y a tus historias) y bastante más maduro que la mayoría.

  2. Muy bueno lo del pepenovias. Parece que estuvieras allí… Q buena historia te ha contado tu amigo el de Velez, tiene q ser un tio cojonudo.

  3. Creo q lo mejor q puedo desearte es q d mayor seas un pepenovias. Es un esponja de historias, buenísimo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s