Sé-villano

El día amaneció oscuro, una mañana gris que preludiaba negros devenires. Lloraban en el cielo. La fecha estaba marcada en rojo en el calendario sin que se pudiera pasar página. La hora había llegado y a las 9.30 tocaron al timbre. “Soy Pilar”. Abro la puerta temeroso de que me rocíe de agua bendita y me escuezan los ojos, un bautismo sin tiempo para echarme atrás. Entra decidida y se sienta en una silla. Abre una carpeta y saca papeles, una montaña. La suerte está echada: me voy a transformar en un sevillano.
Ignoro si la niña del padrón viene preparada con cruces para la ocasión. Le van a hacer falta cuando firme y mi cabeza empiece a dar vueltas, mientras me salen patillas cortijeras y se me caracolizan los pelillos de la nuca. “¡Ahuyenta a tus espíritus, ya no estás poseído¡”, chillará mientras expulso por la boca tanguillos y popurríes. “¿Sabes que esto es un bastinaaazoooo, chooochooo?”, la acorralaré contra la pared a trote caletero.
Funcionaria incauta, recoge las fotocopias del DNI y del contrato del piso y se pone a escribir formularios. Estoy dejando de fumar, pero mi interior necesita apaciguarse, no me quedan uñas. Me alegro de que este momento pueda hacerlo en casa, en el calor del hogar, y de que ella sea mujer, será menos humillante cuando me arrastre lloroso y la agarre por las piernas cuando quiera marcharse.
Mientras tanto, elijo de un catálogo el tatuaje que me pintaré en la espalda que me recuerde lo que fui. Dudo entre caligrafiarme “estuve de mamoneo con un choco que lo flipa” o “pellejazo que me metí, pisha, iba to embalao cuando me acercaban a mi keli”. Dentro de unos días lo leeré y no sabré qué significa.
“Bueno, pues ya está”, termina ella. “Anda que rápido, ni me ha dolido ni ná”, le contesto haciendo uso de mis últimos cartuchos de humor, antes de que se me coma el espíritu de Paco Gandía. Con una lágrima en los ojos, recuerdo al Libi y su chirigota cuando decía “¿alguien ha visto a un sevillano grasioso”. Me entrega el boli y me siento como si estuviera firmando mi viaje al corredor. No hay vuelta atrás. Tengo diez días antes de que llegue el sobre.
Disfrutaré de esos momentos antes de que se me ocurra la genial idea de comprarme un chaleco celeste y me lo ate sobre los hombros o antes de que de mi boca salga de repente “voy a ver a San Gonzalo por la calle San Jacinto, de vuelta”. Seré del Sevilla o del Betis, de la Macarena o de la Esperanza, aprenderé a tocar el tambor para cuando se acerque el Rocío y a bailar sevillanas para disfrutar con los míos en mi caseta y no dejaré entrar a nadie que no le vea yo sentimiento de saber pasarlo bien en mi caseta con los míos porque es mi gente, y diré en los bares con una tapa de espinacas con garbanzos y una cervecita “esto está de luho” porque es algo muy tradicional y de aquí.
Acaba de irse por la puerta y ya me siento más soso. La transformación ha empezado, “mi arrrrrmaaaaaaa”.

Anuncios

16 Respuestas a “Sé-villano

  1. De espinacas con garbanzos o de solomillo al whisky, con tu gente güeni, porque esto es lo mejó que hay.

  2. Verás que no son tan malos estos sevillanos. 15 años ya que me abdujeron y, oye, todavía me acuerdo de la jota manchega, jajaja

  3. Impresionante chicos, a los dos minutos de colgarlo, sois los usainbolt del olepapa. Besos y abrazos

  4. Eso quiere decir que ya no eres de Cádiz y que vas a empezar a trabajar por fin? Si vas a perder el duende gaditano ése del que escribió el Monguió en su libro, avisa, que me borro de tu blog… Ah, por lo menos nos vamos a librar de los cobazos (aunque me temo que eso no se olvida…) Bienvenido al club de empadronados por el interés te quiero andrés!

  5. Lo siento mucho Fuentes, de verdad. Si necesitas algo, ya sabes donde estoy.

  6. Basta ya de autocompasión. Mi arma, eres sevillano desde hace musho. Me di cuenta cuando me dijiste aquello de “bueno, las cervezas las pagarás tú, ¿noooo?” ¿Y la sangre encebollá, eh? Os veo con un capirote ya mismo, a ti y al chiquinino cerrando un tramo por Sierpes.

  7. No es para tanto hombre….es bueno disfrutar de todo lo bueno. Yo soy sevillana y también me siento medio gaditana o medio portuense…
    Disfruto de lo bueno de cada sitio..

  8. Nunca se acaba de ser sevillano si realmente no eres de aquí, no te dejarán ellos mismos… esos círculos cerrados que hacen que esta ciudad no alcance la tan ansiada interculturalidad por otros…

    “Los vellos de punta quillo”, al leerte¡¡¡ o mejor te suelto un “a ver si nos vemos y nos tomamos una servesita”… o “Sevilla es lo mejón”…, sí, con n…no?, que eso también lo dicen mucho jejejeej

    Un placer leerte, como siempre, qué arte tienes, ya decía yo, si es que eres de Cadiz¡¡¡¡

    Merchita

  9. Deja de renegar de una vez que ya sabes que un ‘miarma’ bien dicho va directo al corazón y no hace falta puntería

  10. Otro consejo, de sevillano a sevillano, vete reservando tus diitas de vacaciones pa la feria y el Rosío, y vete acoplando también, algo de Siempre Así en el mp3. Con eso, la mutación es completa.

  11. Por cierto, ¿eras tú o era tu doble el de las gafas al que vi el otro día ensayando debajo del paso de la Cena? Para empezar, podrías haberte buscado otro más chiquitito. No cabe tanta sevillanía en tus venas ¿no?

  12. Acepto todos vuestros consejos y confesaros cuáles son mis primeros proyectos como sevillano:

    1.- vamos a meterle un par de pisos más a la Torre del Oro. Me pareció mu chica cuando la ví por primera vez, tanta torre en los libros del colegio y luego la ves y es un pa ná
    2.- De aquí a ná, cesitar, tapita güeni de fideos con caballa en el rinconcillo.
    3.- el paso de la cena, tell, lo sacamos repartiendo litros de tinto con casera, de esos que ya vienen preparaos. Es lo que quería Jesús, no fue él quien convirtió el agua en vino, ole sus cohones.
    … y la semana santa, dos semanas, que no se quede ni el san pancracio de la cocina sin salir a la calle¡¡
    4.- pa la feria, vamos a encargar un cordel grande pa amarrarlo a cuatro árboles como en los camping, pa que entre la gente que lo salte con caballo na má que son los que tenemos taco pa rebujito y jamón con grasita
    … y disfrazamos de flamenca a los perritos, que están mu grasiosos
    5.- y los Siempre Así, altavoces por la calle de 8.00 a 24.00.
    Tengo tantos proyectos. Viva Sevilla y Jeré¡

  13. Antonia al final te veo como la Daniela Cardone, trincaito por los cojoncillos, con pantaloncillo rociero a la altura de los sobaquinis y tocando las palmas. Pero eso sí, siempre serás…

    ¡¡Todo un DIOS del AMOLLL!

  14. Resiste pishita, que no se diga eso de que uno es de donde pace y no de donde nace. ¡Viva Palenciaaa! ¡y viva Guardooo!

  15. Antonia, felicitades, welcome a la tierra de María Santísima, a la gloria de los ssielos, a la cuna la tostá con asseite, y un ssumo de naranja, a la ssservessia sin tapa, a las assseitunas a 2 euros, y las graasssia antipática y a la caló, caló…

    Juana la loca: tú empezaste la colonización, fuiste el primero en “cubrir bestias”…

  16. Hombre, veo que hay más sapillos pintojos por ahí, ya pensaba que estábamos en vías de extinción. Lo que pasa que este último sapillo que habla es gay, gay, gay, o como le diría Juan Diego al Povedilla en ‘Los hombres de Paco’ un hermafrodita. Antonia, ten cuidao que la Daniela Cardone te mete mano mañana en el almuerzo,…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s