Testículo de boa

Desconozco cómo se tomará la mayoría de la gente ser testigo de boda de unos amigos. Cuando los novios te pillan de repente con su plan premeditado y sueltan, “oye, que nos vamos a casar”, y tú dices “anda mira que bien, felicidades” y entonces achinan los ojos y te miran sin pestañear para no perderse ni un matiz de tu expresión y poder comentarla desde entonces a la boda y en años venideros y a continuación uno de ellos, el que tiene más confianza, dice a continuación “y queremos que seas testigo”. Puede que algunos piensen “si dice que es mi amigo, ¿por qué me hace esto?” y se la guarden y estén deseando casarse así sea con una cabra para devolvérsela por cabrón.

Sin embargo mi reacción fue de manual, sólo me atraganté un poco con el montadito, pero la respuesta fue tan contundente que desactivé todas las maliciosas preguntas posteriores. El éxito de la respuesta de un aspirante a testigo es proporcional a la decepción de los novios por no aguantar más tiempo el puteo a su colega, percibí. La prueba de fuego que me tenían preparado mis pequeños enamorados era el chaqué. “Sin problemas, lo que me pidáis” y entonces un halo frío les recorrió el cuerpo. “Es en agosto, en la Macarena”. “Bueno, pero los últimos días ya refresca”. “Obligas a los demás testigos a llevarlo”. “Un día es un día”. “Verás la gracia que le va a hacer a mi hermano”, reconoció abatido el novio a la sonriente novia. “Me has dejado flipado macho, no pensaba que te lo ibas a tomar así, sin una pega”. “Es tu boda y quieres que me lo ponga, pues me lo pongo, por cierto, ¿qué coño es un chaqué?”. No les duró mucho la esperanza de verme flaquear. Si hay que ir de pingüino, se va. Como si tengo que ir vestido de la gallina caponata.

En la otra parte de la mesa, yo tenía mis exigencias, no todo iba a ser tan fácil: se reserva hasta última hora la posibilidad de que vaya con acompañante. Ya tuve disparidad de pareceres con otro colega. “¡Es que eres capaz de presentarte con una que hayas conocido la noche anterior¡”. Correcto, es una posibilidad. Prefiero llamarlo el factor pilingui. Si soy su colega, puedo ir con quien me plazca. “Guarrillas en mi boda no, ¡un año mínimo de relación¡”. Al final ella tuvo que intermediar y si soy amigo de más de diez años, no hay debate sobre el factor pilingui, está incluido en mi contrato de asistencia al evento. En este caso, mi determinación no dio lugar a controversia. Más aún cuando se me recordó que entre las invitadas acuden algunas viejas conocidas. Creo que la última vez que vi a una de ellas juró y perjuró que nunca más y creo que por mi culpa ha pasado de una raza entera de hombres, los blancos. Así que si creo conveniente llevar a una de escudo, aún vaya diciendo “ola mi amolll” a todos con un vestido fursia y tacones de aguja, aceptamos en el juego pilingui de compañía.

 En nuestro particular acuerdo, no se dijo nada sobre lo de ir sobrio (si leéis esto, ya es tarde para volver a negociar) y no recuerdo muy bien si los testigos dan discursos, creo que es sólo el padrino (si leéis esto, cuando se tocó este tema ya estaba borracho). Recuerdo que la testiga dijo algo de que “¿éste? ¿pero qué queréis una cosa seria o el club de la comedia?”, pero como no podía ser de otra manera, si hay que escribirse algo, se escribe. Podría ser algo tal que así:

 

“Recuerdo vagamente el día que os presenté. Sé que fue en un cumpleaños, pero no sé de quién. Creo que fue él quien me dijo que le gustabas, pero pudo ser al revés. Quizá te dije, a ti o a ti, que haría todo lo posible por juntaros. Y entonces fue cuando os lo conté, tú primero y después al otro. No me equivocaría mucho si digo que los dos estabáis en el bar, y muy probablemente yo también, porque soy el testigo. De lo que estoy totalmente seguro y me juego lo que llevo en los bolsillos del chaqué es de que me alegro muchísimo de que, aquí y ahora, estemos los tres y podamos acordarnos siempre”.

Anuncios

5 Respuestas a “Testículo de boa

  1. Tengo q confesar q estaba deseando leerte y q casi me indigno cuando se nos adelantó Chaves, pero bueno, como compañera plumilla entiendo que la actualidad manda. Por cierto, admiro q después de horas ante el ordenador aún t queden ganas de llegar a tu casa y ponerte a escribir. Ah!! Lo de la sobriedad tenemos que discutirlo, con un cubata por delante, evidentemente.
    P.D: Hay clamor periodístico pidiendo tus palabras en la boa!

  2. Queremos discurso!!! No nos conformamos con el avance. Va a ser una boa histórica

  3. ejem… ejem… el irlandes de rota con chaqué… esta boda está cogiendo color

  4. Antonia, me he vuelto a emocionar con tu discurso, aunque yo le hubiera metido unos cuantos párrafos más de memoria histórica y me hubiera quedado un teletype monísimo de folio y medio.
    Como realmente vas a tener que decir unas palabras y a mí me han vetado vilmente , me ofrezco como guionista para hacerte de rabillo de pasas y refrezcarte algunos datillos, si a usted no le importa.
    No obstante, me ha encantao tu discurso y espero ansiosa tus palabritas el día de marras, con el chaqué en lo alto, of course!!!

  5. Boda+testigo+chaqué+agosto+Macarena= gaditano anti tradiciones?? nunca te pensé capaz de cumplir todos estos requisitos en un mismo día! Ansiosa estoy por ver el reportaje gráfico de ese gran momento!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s